Psicoterapia Familiar

Un proyecto familiar para el desarrollo de todos

Una familia es mucho más que la suma de sus miembros. Es un conjunto de relaciones, interacciones sentimientos y creencias que tienen identidad propia y que condiciona y se ve condicionada por sus miembros y su desarrollo personal.

Este sistema de relaciones que llamamos familia va adaptando su funcionamiento a los numerosos acontecimientos que van surgiendo en su proceso evolutivo con el fin de adaptarse a los cambios. Y justo ahí reside la dificultad, hay ocasiones en las que ocurren cambios en la vida de la familia o de sus miembros que alteran el sistema de relaciones para encontrar una manera de adaptarse y mientras esa adaptación ocurre la familia puede entrar en un proceso de crisis interna.

¿Por qué acudir a Psicoterapia Familiar?

Un embarazo, el nacimiento de un hijo, un cambio de trabajo, la adolescencia, son algunos de los ejemplos de acontecimientos en la vida de una familia que van a necesitar una adaptación de todos los miembros, y si esa adaptación no está coordinada pueden aparecer problemas donde ese desacuerdo se convierte en esa “pelea” que no resuelve nada.

También puede ocurrir que, por simple evolución personal, los miembros de una familia o pareja vayan cambiando de intereses, formas de ser, actitudes, etc. Y esto puede generar una necesidad de cambio en el sistema de relaciones familiar que, de no atenderse puede ir generando un progresivo distanciamiento.

Cuando esto es así, puede llegar a ser difícil la solución desde dentro de la familia. Cualquier familia que esté sufriendo, ya sea por la situación personal de uno de sus miembros o porque la dinámica familiar les genera dolor, pero hay deseo y voluntad de superarlos, pueden beneficiarse de la psicoterapia de familia donde, con la colaboración de un terapeuta especializado, tendrán la oportunidad de enriquecer su funcionamiento familiar con un punto de vista formado.

¿En que nos ayudaría acudir a Psicoterapia Familiar?

Un embarazo, el nacimiento de un hijo, un cambio de trabajo, la adolescencia, son algunos de los ejemplos de acontecimientos en la vida de una familia que van a necesitar una adaptación de todos los miembros, y si esa adaptación no está coordinada pueden aparecer problemas donde ese desacuerdo se convierte en esa “pelea” que no resuelve nada.

También puede ocurrir que, por simple evolución personal, los miembros de una familia o pareja vayan cambiando de intereses, formas de ser, actitudes, etc. Y esto puede generar una necesidad de cambio en el sistema de relaciones familiar que, de no atenderse puede ir generando un progresivo distanciamiento.

Cuando esto es así, puede llegar a ser difícil la solución desde dentro de la familia. Cualquier familia que esté sufriendo, ya sea por la situación personal de uno de sus miembros o porque la dinámica familiar les genera dolor, pero hay deseo y voluntad de superarlos, pueden beneficiarse de la psicoterapia de familia donde, con la colaboración de un terapeuta especializado, tendrán la oportunidad de enriquecer su funcionamiento familiar con un punto de vista formado.

¿En que nos ayudaría acudir a Psicoterapia Familiar?

Tanto en psicoterapia familiar como en psicoterapia de pareja existe una tendencia a culpabilizar a algún miembro de cómo nos sentimos, y esto entorpece la capacidad de entendimiento porque nos pone a la defensiva y genera mucha conflictividad. Pero al definir el problema como un desajuste en el sistema de relaciones que constituye la familia se puede entender con más facilidad que no hay un culpable, sino una forma de relacionarse que nos desatiende en nuestras necesidades o hábitos familiares.

En la psicoterapia familiar se va a procurar ayudar a la familia a comprender y afrontar su situación. Se va a procurar enriquecer la comunicación para que cada miembro de la familia pueda tener información más veraz sobre lo que piensan y sienten los demás miembros, sin el temor de ser juzgados. De forma que, a la hora de explicar que les pasa, puedan incluir los puntos de vista de todos los miembros en su teoría. Se va a procurar generar una definición del problema que integre todos los puntos de vista y un afrontamiento de la situación que tome a la familia como un equipo que afronta unido la adversidad.

¿Cómo es una sesión de Psicoterapia Familiar en ELEA?

El objetivo de la psicoterapia familiar es, básicamente, que todos los miembros se entiendan y poder encontrar soluciones que integren todas las necesidades que están entrando en conflicto. Para ello, la psicoterapia familiar requiere sesiones individuales, de pareja y sesiones extensivas a todos los miembros de la unidad familiar.

Se suele realizar en sesiones presenciales u online, inicialmente con una periodicidad de un día a la semana. Posteriormente, según evolución y por indicación del terapeuta, pasamos a sesiones cada 15 días o cada mes.

Testimonios

Teníamos grandes problemas con nuestro hijo adolescente, no hacía caso, insultaba a su madre y no podíamos con él, los pequeños también empezaron a desobedecer y a gritar, al final acabábamos peleándonos todos. Realizamos una terapia de familia y nos dimos cuenta de muchas cosas y nos enseñaron a relacionarnos de otra manera. Ahora vivimos en casa tranquilos porque entendemos mejor a nuestro hijo y las reglas están claras para todos.
P. Amat

¿Podemos ayudarte?

Cuéntanos tus necesidades, nos pondremos en contacto contigo para infórmate. Si no te es posible asistir de forma presencial también te ofrecemos la posibilidad de realizar la primera consulta gratuita online.

Últimas noticias de nuestro Blog