¿Preparados para decir adiós al chupete?

Tengo un niño pequeño y no se cuando es el momento adecuado de decirle “adiós al chupete”. SC

Para muchos bebés el chupete se convierte en un objeto indispensable. Utilizado correctamente, el chupete tiene muchos beneficios para los bebés, ya que reduce la incidencia de muerte súbita del lactante, les aporta seguridad y confianza y les sirve de consuelo. El chupete se convierte entonces en un objeto de apego para el niño pero…

¿Cuándo es recomendable retirar el uso del chupete?

Los pediatras recomiendan que a partir del año es conveniente ir restringiendo progresivamente su uso y suprimirlo antes de los dos años ya que así se evitarán dificultades en el habla o problemas en la dentición. Según la Asociación Española de Pediatría es recomendable retirar el chupete al llegar el año de edad, puesto que «el síndrome de muerte súbita del lactante es excepcional por encima de esta edad, así que a partir de ese momento no tiene ningún beneficio evidente, además, puede aumentar el riesgo de padecer otitis media».

La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) recomienda retirarlo antes de que el niño cumpla los dos años (24 meses), porque un uso prolongado más allá de esta edad puede causar malformaciones en la boca y los dientes.

¿Cómo ayudar a tu bebe a quitar el chupete sin que sufra demasiado?

La toma de decisión de retirar el chupete es un momento que mucho padres no quieren que llegue porque sabe que su bebe lo pasará mal. Lo van retrasando hasta que su hijo ya es lo bastante mayor y se replantean que ha llegado el momento de decir “adiós al chupete”. Y, lo cierto es que, cuanto más prolonguemos dicho momento, más difícil será la separación.

Estos son algunos consejos para ayudar a nuestro hijo a dejar el chupete cuando llegue el momento.

  1. Elegir el momento. Lo primero que hay que valorar es elegir un momento adecuado tanto para el niño como para los papás. No es conveniente quitar el chupete en situaciones de ansiedad, estrés, enfermedad o en algún cambio familiar.
  2. Hablar con vuestro hijo de que pronto llegará el momento de dejar el chupete, que «ya es mayor». Para ello podéis leer cuentos relacionados o comentar con él las ventajas de ser mayor: «Los niños mayores no usan chupete pero pueden hacer muchas cosas que los bebes no pueden: dormir en una cama grande, saltar con mucha velocidad,… destacando todo aquello que sabe hacer porque es mayor.
  3. No ofrecer no negar. Muchas veces somos los propios padres quienes cuando nuestros hijo esta nervioso le ofrecemos el chupete para que se calme lo antes posible. Es recomendable ir espaciando los tiempos en los que usa el chupete poco a poco y ofrecerle alternativas cuando identifiquemos que nuestro hijo necesita el chupete
  4. Los padres tendrán que ser firmes en la decisión y nunca echarse para atrás. Los niños llorarán y pedirán desesperadamente su “chupe” y, por eso los papás tendrán que estar muy preparados y llenarse de paciencia para soportar las crisis que tendrá su hijo y de no ceder a dichas peticiones.
  5. En tercer lugar, es importante utilizar el refuerzo positivo como método y nunca castigar, enfadarse ni humillarle delante de personas. Se le pueden ofrecer diferentes opciones para deshacerse del chupete (que lo regale a alguien cercano, tirarlo a la basura porque ya es mayor, canjearlo por un regalo…); dependerá de cómo sea el niño y de la edad que tenga en la retirada.

Este proceso se deberá de hace de manera paulatina, explicándole al niño por qué debe dejarlo y reforzar su esfuerzo de manera positiva.

María García Encinas
Psicóloga General Sanitaria.
Consultorio Revista Zitus

¿Te gusta éste artículo?

Otros artículos de nuestro blog

Escríbenos o llámanos