Tratamiento TDA y TDAH con Neurofeedback

“Todo hombre puede ser si se lo propone, escultor de su propio cerebro”

La neurociencia va avanzando y nos va permitiendo conocer algo más de los misterios del cerebro humano, de su potencial y de todas las alteraciones que provoca. Hoy sabemos que el cerebro puede aprender a lo largo de la vida, y esto ha generado grandes cambios en la intervención neuropsicóloga.

El Neurofeedback es una tecnología potente que nos permite tener información del funcionamiento electrofísico del cerebro (ondas cerebrales) y permite al paciente, con la ayuda del especialista, ser consciente de aquellos procesos y funciones mentales de los que de forma natural no es consciente, facilitando que pueda aprender a introducir cambios en sus procesos cognitivos y mejorar así el rendimiento mental y ejecutivo.

El trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDA/TDAH)

Sabemos que, a nivel cerebral, el déficit de atención e Hiperactividad se manifiesta en una disfunción neurobiológica de los patrones neuroquímicos y neuroanatómicos en ciertas áreas cerebrales como son las zonas prefrontales y orbitofrontales, esto nos permite profundizar en los subtipos. Técnicas específicas y computarizadas en el área de la neuroimagen y la neurofisiología nos han permitido tener evidencias científicas de las manifestaciones de estas disfuncionalidades.

El Déficit de Atención con o sin hiperactividad (TDA/TDAH), unos de los trastornos más estudiados desde el Neurofeedback

El Neurofeedback nos permite conocer estas disfunciones neurofisiológicas mediante el funcionamiento de las ondas eléctricas cerebrales (Theta, beta, alfa, delta), es decir, las ondas que recogen las oscilaciones en la actividad eléctrica del cerebro cuando la persona realiza una acción, un pensamiento o una emoción.

Estas ondas son detectadas en el cerebro humano a través de un dispositivo que recoge la actividad eléctrica cerebral mediante sensores colocados sobre el cuero cabelludo. Un programa informático nos trasforma la información en datos cuantitativos. Las ondas se diferencian entre sí en función de la su intensidad y frecuencia.

¿Cómo son las ondas cerebrales del niño o adulto con TDAH?

Estudios realizados con registros electroencefalográficos en niños y adultos con TDAH (Chabot , di Michele y Prichep,2005; Moreno y Lora, 2008; y otros muchos)  concluyeron con un patrón específico que se caracteriza  por: alteración en la banda THETA por excesiva actividad; en la banda BETA (sobre todo SMR) por falta de actividad;  y en algunos casos una alteración en Alpha en el área frontal. Estas alteraciones provocan un enlentecimiento mental y ineficacia reflexiva.

Estos niños/as y adultos presentan un incremento de la actividad o de la excitación, y en cambio, muestran una disminución del estado de relajación, de reposo y de la atención consciente, lo que se traduce a nivel comportamental en inatención, hiperactividad (en algunos casos) y de impulsividad.

¿Por qué usar Neurofeedback en el tratamiento del TDAH?

El tratamiento de las persona con TDAH puede requerir una intervención multidisciplinar que según cada caso tendrá unas necesidades y prioridades. En algunos casos la prioridad de la intervención recae en la conducta porque se están generando conflictos interpersonales; en otros casos hay que dar prioridad a Funciones Ejecutivas por dificicultades especificas en su organización, planificación, control del tiempo, autorregulación; en otros casos, estando en situación cercana al fracaso escolar, hay que priorizar “Aprender a aprender” porque precisa estrategias para resolver su situación escolar.

Cuando optamos por tratamiento con Neurofeedback estamos teniendo como objetivo equilibrar el funcionamiento cerebral para que indirectamente mejore la sintomatología base (atención, hiperactividad e impulsividad) y la sintomatología consecuencia (frustracion, insguridad, desmotivación, etc.) porque el sujeto se siente más eficaz. Es un tratamiendo que va a la raíz del trastono. De esta manera el tramiento con neurofeedback del Déficit de Atención con o sin Hiperactividad pretende:

  1. Hacer consciente al sujeto de cómo actuan en él ciertos procesos mentales de los que inicialmente no es consciente, expeimentando el poder de su mente.

Muchos padres de niños hiperactivos observan lo poco conscientes que son sus hijos de los errores, y, por tanto, consecuencias como castigos, regañinas, etc., tienen un efecto poco duradero.

  1. Permite que el cerebro aprenda a equilibrar la ondas que están desajustadas, entrenándose en la bajada de la intensidad de la onda Delta o Theta y la subida las ondas cerebrales Beta y SMR o en las alteraciones de Alfa,  según tipología. Con la intervención  se consigue una mejora de la atención (que incide a nivel cognitivo y comportamental)  y de su autorregulación mental, conductual y emocional.

¿Beneficios de la intervención de Déficit de Atención e Hiperactividad con Neurofeedback?

    • Mejora de la atención y concentración
    • Incrementa la reflexividad cognitiva
    • Disminuye la impulsividad.
    • Aumenta el autocontrol
    • Incrementa la capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones


Y como consecuencia de esto:

    • Aumenta de la autoestima
    • Reducción de la ansiedad y el estrés asociados
    • Mejora del rendimiento escolar
    • Mejora de la calidad de vida del niño y del entorno

¿Cómo es la intervención en Neurofeedback en ELEA?

En primer lugar, se realiza una entrevista inicial para recogida de información por parte de los padres, si se trata de un niño, o del propio sujeto, si es adulto (informes previos, datos de evolución y signos predominantes)

Si no hay información suficiente se propone una valoración neuropsicológica para realizar diagnóstico diferencial y tener una información completa. En esta valoración aplicamos, entre otras,  pruebas de la psicotecnología (Aula Nesplora, BGaze TDAH, CPT, etc.). Una buena valoración tiene en cuenta que muchos signos pueden pertener a cuadros diferentes, es por esto que el diagnóstico diferencial es fundamental para evitar falsos positivos y negativos

A continuación se realiza una valoración con tecnología Neurofeedback  y se valora si los datos cuantificados de sus ondas cerebrales corresponden con el patrón TDAH y vemos el subtipo que presenta. Estos datos nos sirven como punto de partida

A partir de estos datos elaboramos el Plan de intevención de subida u bajada de los niveles de las ondas y en qué puntos cerebrales se va a actuar.

¿Cómo es una sesión de intervención con Neurofeedback?

Las sesiones de intervención son monitorizadas por un especialista. Se coloca uno o más electrodos en el cuero cabelludo, en los puntos en los que se quiera actuar, y en los lóbulos de las orejas. Los electrodos funcionan simplemente como sensores que recogen la información sobre la actividad eléctrica de su cerebro que es recogida automáticamente por un programa informático, pudiendo de esta manera analizar el patrón de ondas cerebrales en tiempo real.  Se utiliza un videojuego o documental que se acciona mediante el funcionamiento de la onda cerebral que se está trabajando cuando cumple con los niveles – objetivo de la sesión.

Tras cada sesión se obtiene un resultado de los niveles conseguidos y nos permite conocer la evolución del sujeto. Cada cierto tiempo se realiza una evaluación más completa.

Periodicidad y evolución

Inicialmente lo recomendable es dos sesiones a la semana de 45 minutos. Posteriormente se pasa a una a la semana.  En aquellos casos en los que el paciente no pueda hacerlo más que un día a la semana, los resultados pueden ser más lentos

La evolución en Neurofeedback es lenta, aunque tras 10-20 sesiones se comienza a ver resultados.

¿Podemos ayudarte?

Cuéntanos tus necesidades, nos pondremos en contacto contigo para infórmate. Si no te es posible asistir de forma presencial también te ofrecemos la posibilidad de realizar la primera consulta gratuita online.

Últimas noticias de nuestro Blog