Programa de Educación Familiar desde la Actitud Mindful

La actitud MINFUL favorecerá una educación POSITIVA

Los niños nacen con un gran potencial, pero tienen que aprender todo. Deben aprender desde lo más básico para su supervivencia, hasta lo más complejo para crecer como persona y formar parte de la sociedad en la que les ha tocado vivir. Los niños son los protagonistas de su aprendizaje, pero los padres tienen la responsabilidad de guiarle.

Educar no es tarea fácil y los padres educan como consideran que es adecuado, aunque muchas veces se limita a resolver el día a día. Saber educar requiere:

  • Una visión educativa basada valores y criterios (proyecto educativo).
  • Una actitud educativa común para una actuación al unísono coherente y consecuente con lo que se piensa, se siente y se dice.
  • Unas estrategias que guíen, desde la educación positiva, la acción hacia la meta.

¿En qué consiste la actitud Mindful?

La actitud mindful es una predisposición en la forma de ver la realidad y en la acción del comportamiento, basada en la serenidad, la lucidez y la ecuanimidad, lo que favorece la aceptación y la búsqueda de soluciones inteligentes y compasivas. Impregnada de calma, paciencia, perseverancia.

Los niños aprenden de los modelos que ven. Unos padres que practican mindfulness desarrollan actitudes mindful que los hijos aprenden y hacen posible una familia mindful.

¿Qué vamos a conseguir con una educación familiar desde la actitud Mindful?

El Programa “Construir Proyecto de educación familiar desde la actitud Mindful” tiene un doble objetivo:

1. Guiar a los padres para que construyan su proyecto de educación familiar desde la visión mindfulness

  • Un tiempo para reflexionar sobre hacia dónde guiar la educación de los hijos: los valores familiares.
  • Padres con una visión educativa, con un estilo de actuación, compartiendo criterios con coherencia y consecuencia.
  • La educación positiva basada en la atención a las fortalezas de los hijos.
  • La comunicación para convencer, no para vencer.
  • Reglas, normas y límites: pocas, consensuadas y firmes.
  • El valor de las consecuencias naturales.
  • El arte de ser feliz en familia.

Los niños aprenden de los modelos que ven. Unos padres que practican mindfulness desarrollan actitudes mindful que los hijos aprenden y hacen posible una familia mindful.

2. Te ayudamos a desarrollar la actitud mindful para una educación positiva de tus hijos

En Elea entrenamos a los padres en la práctica de Mindfulness, mediante el programa MBMB enfocado hacia el crecimiento personal y creado por el Dr. Santiago Segovia. Se desarrolla a tres niveles:

  • Primero a nivel personal, porque genera una actitud mindful ante la vida, fortaleciendo la atención, llenándonos de serenidad y ecuanimidad, que lleva a una visión saludable de lo que nos rodea, eliminando las percepciones que nos generan sufrimiento.
  • El segundo nivel es padres mindful: ambos padres desarrollan una atención plena que les permite una actitud serena y ecuánime, la cual no está impregnada de reacciones negativas y desajustadas con la guía educativa
  • Y, por último, la familia mindful: Educar desde la visión Mindfulness aportará a los hijos una guía dirigida a un crecimiento personal sano. “Lo que es bueno para nosotros queremos que sea bueno para los hijos”

“Las actitudes que tengamos con los hijos enseñan más que las palabras y los castigos.

El programa de meditación Mindfulness MBMB

La práctica perseverante, siguiendo la guía del método MBMB, encamina a un proceso de transformación personal y trae consigo una mejora en el bienestar y en la calidad de vida psicológica. Se producen cambios saludables en la forma de pensar, de sentir y de comportarnos.

MBMB es un gran aliado para educar porque:

  • Cultiva la atención y la percepción, lo que nos permitirá tener un estado de conciencia mindful caracterizado por serenidad, paz mental, ecuanimidad y lucidez.
  • Ayuda a comprender con claridad lo que sucede (a nivel interior y exterior) y a autorregular nuestras emociones, generar intenciones y motivaciones sanas que proveen nuestro bienestar personal y el de los demás.
  • Favorece un sentimiento de bienestar psicológico en la vida diaria, facilitando una correcta interpretación de lo que nos rodea y evitando el sufrimiento.
  • Ayuda a comprender a los demás, con empatía, sin juzgarles y sin que nos afecten sus acciones, favoreciendo las habilidades sociales.
  • Mejora la gestión de la adversidad, el dolor y las vivencias negativas.


“Las personas que comprueban estos beneficios, desean que lleguen a su familia”

¿Podemos ayudarte?

Cuéntanos tus necesidades, nos pondremos en contacto contigo para infórmate. Si no te es posible asistir de forma presencial también te ofrecemos la posibilidad de realizar la primera consulta gratuita online.

Últimas noticias de nuestro Blog